Historia. Tradición familiar

1900Nuestra historia profesional empieza con Manel Corrales Tubau, desde que entra en la fábrica ESTELA BERNAREGI, donde adquiere formación como técnico, hasta que se incorpora como primer afinador en la fábrica de pianos ORTIZ Y CUSSÓ de Barcelona.

Imagen de la Fábrica de pianos Ortiz y Cussó

Fábrica de pianos Ortiz y Cussó

 

1916En 1916, el célebre pianista Arthur Rubinstein solicita sus servicios técnicos para que lo acompañe durante sus giras. También atiende y acompaña habitualmente el memorable compositor Enrique Granados. Otros compositores formaron parte del trabajo que él tanto amaba: Zamacois, Malats, Ribó, Marschall …

A modo de anécdota, cabe decir que nuestro autor más universal, Josep Pla, de hecho una cariñosa referencia en uno de sus libros, El meu poble.

1941En el año 1941, se establece en Barcelona, en la calle de Còrsega, 460, donde abre un taller de reparación, afinación y alquiler, dedicado exclusivamente al piano. Posteriormente, con la incorporación de su hijo, Raimon Corrales Rovira (1921-1982), y de su nieto, Joan Manuel Corrales Ricol, mantienen el taller de reparaciones y, a la vez, amplían su actividad comercial con la apertura de una tienda dedicada a la venta de pianos.

Imatge d'un rètol vintage anunciant pianos en lloguer

Rótulo original “pianos en alquiler”

2000En el año 2000, Joan Manuel Corrales Ricol, junto con sus tres hijos, Ester, Sandra y Raimon, hacen posible la apertura de una segunda tienda con una amplia exposición de pianos de cola. Actualmente, la interrelación entre todos los componentes de la tienda y el taller de pianos permite dar el servicio de calidad que ha caracterizado la familia Corrales a lo largo de cuatro generaciones.